Saltar al contenido.

Gerrit Rietveld, Casa Slegers

Rietveld construyó la casa para el artista Piet Slegers entre 1952 y 1955 sobre un lote irregular ubicado en Velp, Paises Bajos. A diferencia de su obra más relevante, la Casa Schröder, la volumetría no se compone mediante planos desplazados sino en forma determinada mediante un equilibrado dialogo de elementos  autónomos. Rietveld combinación planos ciegos y transparentes para construir volúmenes de formas rectas y angulares, donde el uso del color sobre las superficies opacas confiere carácter propio a cada plano.

En ese arreglo, la vivienda distingue tres volumetrías autónomas y complementarias. Un volumen de planta cuadrada con cubierta inclinada, que contiene el estudio del artista y la sala de estar. Otro más bajo en el lado opuesto, de cubierta plana, que aloja los tres dormitorios y el baño. Un tercer volumen más pequeño que articula ambas partes forma el vestíbulo, que contiene la escalera que conduce al sótano.

El carácter de la casa queda establecido en la relación entre estos tres volúmenes, y en el tratamiento particular de cada uno de ellos. En tal sentido, la esencia de esa composición se establece en el contraste perceptivo que propone el volumen mayor, donde la densidad visual que exhibe el oscuro muro de ladrillos acentúa la transparencia límpida del ventanal.

La Carpintería envolvente es de madera, y esta modulada en paños de un metro de lado, interrumpido en la puerta de acceso maciza. Los vanos existentes en las paredes de ladrillo no son el resultado de una composición de planos. Por el contrario, son perforaciones que revelan la existencia de un espacio detrás de la pared.

Los muros del lado izquierdo tienen un acabado negro alquitrán, por el contrario, los de la derecha son de color blanco sobre un zócalo negro levemente hundido que sugiere un efecto de suspensión.

Aunque el tratamiento de los muros laterales y la carpintería envolvente sitúan la obra lejos de los conceptos promulgados por De Stijl, el color amarillo de la puerta de acceso y el rojo de la puerta doble del estudio, junto a los planos blancos y negros rememora parte de esa dialéctica. Esa insinuación se ratifica en los interiores, donde Rietveld compone el equipamiento mediante planos de colores diferentes tamaños y posiciones, mediando el equilibrio figurativo neoplástico. Parte del mobiliario también fue propuesto por Rietveld, como la minimalista silla  “zig zag” que diseñó en 1934.

Esta casa es representativa de los trabajos de posguerra de Gerrit Thomas Rietveld, donde el espacio se concreta mediante formas puras y se prioriza la luminosidad interior y las visuales por encima de las articulaciones plásticas de la arquitectura, aunque impregnada con pequeñas pinceladas del carácter poético de sus primeros trabajos.

©Marcelo Gardinetti

Crédito de las Fotografías:  Portada: ©Klaas Vermaas / Exteriores: ©Arjan  Bronkhorst / Interiores: ©Kim Zwarts /  Maquetas: ©zoeken.nai.nl

©Marcelo Gardinetti – Todos los derechos reservados

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: