Saltar al contenido.

Rem Koolhaas, encuadres cinemáticos

Villa Dall’Ava

La mayor parte de las obras producidas a fines del siglo pasado por Rem Koolhaas se encuadran en un proceso revisionista del movimiento moderno,  abierto a la búsqueda de un nuevo lenguaje arquitectónico acorde a las exigencias de la estructura social de fin de siglo. que se corresponda con las exigencias de la estructura social de fin de siglo. Este compromiso se nutre de algunos estereotipos de la vanguardia modernista, transportado a una nueva estructura de relaciones formales para producir variadas disonancias al orden establecido.

En Villa Dall’Ava, Koolhaas ajusta el proceso narrativo a una sucesión de encuadres y pantallas, que se articulan con ironía, como respuesta a un minucioso análisis del programa. El resultado exterioriza una organización compleja, ataviada de fragmentos modernistas que se trasforman en nuevas alegorías para alcanzar sensaciones alígeras.

La villa está situada en una zona residencial ubicada en un costado de la colina de Saint Cloud, con vista al valle del Sena sobre un terreno inclinado en dirección ascendente al centro urbano. El lote tiene una dimensión irregular y se ensancha a medida que progresa en el interior de la manzana, extendido en forma transversal a la pendiente.

El plan se desarrolla sobre el eje longitudinal la parcela, extendido en sentido de la pendiente, evitando desarrollos extensos que obstruyan la continuidad visual del terreno. Una única pared se extiende en todo el largo de la villa confrontando las transparencias del resto de los laterales.

El programa se distribuye en dos niveles; una planta baja transparente donde se ubican las áreas sociales y un piso superior compuesta por dos volúmenes independientes ubicados en los extremos de la casa, donde se encuentran las habitaciones para el matrimonio y su hijo. Uno de los volúmenes abre hacia el jardín; el otro volumen da hacia la calle, superando la planta baja, soportado por delgadas columnas inclinadas ubicadas de manera aleatoria sobre el terreno. Las dos cajas están conectadas por el natatorio ubicado en la terraza, orientado axialmente hacia la Torre Eiffel, que además de acrecentar la variación de encuadres visuales, constituye el territorio de pureza que describe “el cuento de la piscina”1

Para mantener la independencia de los niveles y funciones, las circulaciones verticales se diversificaron en tres tipos: una rampa que salva el desnivel del terreno y comunica el acceso con el área social; una escalera de un tramo en continuidad con la rampa conduce a la habitación principal y una escalera caracol ubicada en el extremo opuesto vincula el acceso con la habitación de los hijos.

El proyecto hace uso de una indumentaria modernista incorporada a una acción narrativa. Los estereotipos son sometidos a una nueva estructura de relaciones formales que producen variadas disonancias al orden establecido, donde las circulaciones resultan esenciales para generar una diversidad de encuadres visuales.

El ingreso desde la calle se transita entre un bosque de esbeltas columnas distribuidas aleatoriamente para soportar una de las cajas de dormitorios. El interior permite un recorrido con diversidad de vistas. El hall conduce a una rampa que se interna en la casa siguiendo la pendiente. El lado externo de la rampa está dominado por una ventana corrida que acompaña toda su longitud. Al finalizar el ascenso, las vistas quedan restringidas por la escalera que sube al dormitorio principal. Mediante un giro hacia la izquierda se alcanza el efecto contrario: la vista domina el jardín en toda su extensión.

El límite visual se diluye en la profundidad del lote. Cuando las ventanas de la sala de estar se abren, el interior se prolonga en el jardín. La caja de dormitorios, extendida sobre el basamento sin soportes, jerarquiza la presencia de los árboles y permite componer una sala de estar al aire libre. El desplazamiento dentro y fuera de la casa propone una dinámica de presencias espaciales que se revitaliza por los múltiples puntos de vista que instala el diseño. Aunque la obra relata las ideas modernistas con la cadencia de un encuadre cinematográfico, la presentación gráfica de la obra remite a una “sensibilidad surrealista”2

Koolhaas compone una obra expresiva, relatada con la cadencia de un encuadre cinematográfico. La casa se relaciona al terreno sin oprimirlo. Construye un microcosmos urbano que resuelve el programa funcional de manera objetiva y racional. Sus diferentes materiales favorecen la presencia cambiante de tonalidades y texturas. En Villa Dall’ava, la arquitectura no impone las reglas sobre el suelo, lo progresa creando una nueva disposición concertada por escenografías que rememoran fragmentos de íconos modernos, dispuestos de un modo que rubrica la construcción de un relato unívoco.

©Marcelo Gardinetti

Referencias:

1 Koolhaas, Rem, “El cuento de la piscina” en “Delirio de Nueva York” Barcelona: Gustavo Gili, 2004), 307-311

2 cuando Koolhaas presenta la Villa dall’Ava en S,M,L,XL, no hace hincapié en las ideas modernistas en la configuración del edificio, sino que recurre a una sensibilidad surrealista que muestra unas vistas desconocidas y poco astutas del edificio. Por ejemplo, en una ocasión un hombre -probablemente el propio Koolhaas- camina por la entrada de la casa llevando una jirafa, un animal fetiche recurrente de Salvador Dalí, entre otros artistas surrealistas (61). Koolhaas utiliza una técnica de montaje, combinando fotografías de la Villa dall’Ava con otras imágenes, como el cuadro de Jan Vermeer “A Young Woman Standing at the Virginal” (Böck,2015,161)

Cite: Gardinetti, Marcelo «Rem Koolhaas, encuadres cinemáticos. Villa Dall’Ava» marcelogardinetti.wordpress.com 14-09-2014 https://wp.me/p1eMNs-bc

TECNNE | Arquitectura y Contextos ©Marcelo Gardinetti – Todos los derechos reservados. El contenido de este sitio web está protegido por los derechos de propiedad intelectual e industrial. Salvo en los casos previstos en la ley, su reproducción, distribución, comunicación pública o transformación sin la autorización del titular de los derechos es una infracción penalizada por la legislación vigente.

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: